jueves, 30 de abril de 2009

BALANCED SCORED CARD (BSC)
DE UN SISTEMA DE INDICADORES A UN SISTEMA DE GESTIÓN

Los nuevos modelos de gestión tienen cualidades que los distinguen de las prácticas antiguas como es el hecho de haber incorporado la gestión permanente del cambio organizacional como una de las principales responsabilidades de la gerencia. En este sentido, podemos abordar el Balanced Scored Card o Cuadro de Mando Integral como uno de los modelos de sistemas de gestión estratégica que permita gestionar la estrategia a largo plazo.

Por definición, el CMI es la representación en una estructura coherente, de la estrategia del negocio a través de objetivos claramente encadenados entre si, medidos con los indicadores de desempeño, sujetos al logro de unos compromisos (metas) determinados y respaldados por un conjunto de iniciativa o proyectos.

Los objetivos e indicadores del CMI se derivan de la visión y de la estrategia de la organización y contemplan la actuación de la organización desde cuatro grandes perspectivas: la financiera, el cliente, el proceso interno y la de formación y crecimiento (Kaplan y Norton, 1995/2002).

El verdadero poder del CMI aparece cuando se transforma de un sistema de indicadores en un sistema de gestión, llenando el vacío que existe en la mayor parte de los sistemas de gestión expresado en la falta de un proceso sistemático para poner en práctica la estrategia y obtener retroalimentación sobre ésta; es decir, además de informar, contribuye a formular la estrategia, comunicarla, alinear los objetivos de la organización y de los empleados, motivar y formar continuamente y promueve la redefinición permanente de la estrategia. Se pone de manifiesto un efecto feedback entre las experiencias y las decisiones de la visión global de la empresa.


GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO

La Gestión del conocimiento (del inglés Knowledge Management) es un concepto aplicado en las organizaciones, que pretende transferir el conocimiento y experiencia existente entre sus miembros, de modo que pueda ser utilizado como un recurso disponible para otros en la organización.

Usualmente el proceso requiere técnicas para capturar, organizar, almacenar el conocimiento de los trabajadores, para transformarlo en un activo intelectual que preste beneficios y se pueda compartir.

No hay duda que nos hallamos en plena sociedad del conocimiento. Lo que había comenzado siendo una tendencia hace aproximadamente 15 años, hoy es un proceso. Y este proceso que vivimos es precisamente la consolidación de esa tendencia. Y como todo proceso, éste puede ser medido, evaluado por los efectos que provoca. Uno de ellos, y tal vez el más importante es el conjunto de transformaciones que ha generado en el actual entramado social. Así, pasamos de un conjunto de transacciones socioeconómicas basadas en bienes y servicios a un conjunto de transacciones socioeconómicas basadas en el conocimiento.


Y hasta tal punto es el efecto de esta transformación que P.Drucker, uno de los primeros explicitadores de esta tendencia, ha señalado la necesidad de fundar una teoría económica basada en los procesos de conocimiento- Nos falta, dice este autor, una teoría económica que coloque al conocimiento en el centro productor de la nueva riqueza . Ya no alcanza la economía tradicional. El retorno de los bienes económicos convencionales es considerablemente mas lento, menos inmediato, menos rentable frente a la versatilidad y dinamismo del nuevo valor económico en el que se ha transformado el conocimiento.
De ahí que una comparación con la sociedad capitalista nos sea de mucha utilidad para poder situar el verdadero alcance de esta transformación.

La sociedad capitalista era una sociedad basada en las oportunidades, lo que llamamos en sociología "movilidad social", encontraba en la oportunidad a un elemento de gran dinamismo. Esto era posible en el marco de una demanda ávida frente a una oferta escasa. Es cierto que la oportunidad había que construirla, pero esta construcción era posible a partir de establecer una ecuación favorable entre la avidez de la demanda y la escasez de la oferta.
En la sociedad del conocimiento, por el contrario, ya no es la oportunidad el gran agente de la movilidad social, sino el desafío. Y este desafío, este reto está dirigido a todos aquellos que quieren acceder a las oportunidades. La oportunidad se presenta a condición de superar exitosamente estos desafíos. Por ello, nos encontramos en el umbral de un nuevo circuito de promoción social el cual, ya no está basado en el aprovechamiento de las oportunidades sino en la superación de los desafíos.

Y en la base de estos desafíos se nos exige el cumplimiento de un aprendizaje y capacitación permanentes. Nuestro aporte a la sociedad del conocimiento será nuestro capital intelectual,- este capital intelectual es la moneda que vamos a verter a ese nuevo circuito de promoción social en cuyo interior realizaremos las transacciones económicas basadas en los bienes intangibles del conocimiento. Ese capital intelectual deberemos incrementarlo cada vez- y ese incremento no sólo se logra a partir de la incorporación de nuevos conocimientos, sino que se logra cuando los compartimos. Ya que, a diferencia de los bienes económicos tradicionales, el conocimiento es el único bien que crece y se multiplica cuando se comparte.
¿Ahora bien, de qué tipo de conocimiento se trata? - ¿Se trata acaso de un conocimiento consumado? ¿Se trata de nuestra capacidad de aprender? –

Para poder responder a estas preguntas debemos nuevamente apelar a la comparación con la sociedad capitalista y examinar el conjunto de las transformaciones sufridas en el seno de las relaciones sociales del conocimiento a partir del desarrollo de las TIC's y de los nuevos entornos de aprendizaje originados como consecuencia de esta expansión tecnológica. Pero estos descentramientos no son de naturaleza copernicana ya que no implican desplazamientos filosóficos ni reivindicaciones de nuevos centros sino que en verdad implican transformaciones en la estructura misma de las relaciones sociales y epistemológicas del aprendizaje. Un efecto de estas transformaciones es precisamente el trasvasamiento del modelo mental tradicional y la configuración de nuevos modelos cognitivos basados en el trabajo colaborativo y en el uso de los ambientes virtuales de comunicación.

BENCHMARKING

El benchmark es una técnica utilizada para medir el rendimiento de un sistema o componente de un sistema, frecuentemente en comparación con el cual se refiere específicamente a la acción de ejecutar un benchmark. La palabra benchmark es un anglicismo traducible al castellano como comparativa. El benchmarking es un anglicismo que, en las ciencias de la Administración, puede definirse como un proceso sistemático y continuo para evaluar comparativamente los productos, servicios y procesos de trabajo en organizaciones. Consiste en tomar "comparadores" o benchmarks a aquellos productos, servicios y procesos de trabajo que pertenezcan a organizaciones que evidencien las mejores prácticas sobre el área de interés, con el propósito de transferir el conocimiento de las mejores prácticas y su aplicación; es "copiar al mejor".

Benchmarking es una herramienta destinada a lograr comportamientos competitivos (eficientes) en la oferta de los mercados monopólicos, consistente en la comparación del desempeño de las empresas, a través de la métrica por variables, indicadores y coeficientes. En la práctica, se utilizan diversos mecanismos de incentivos al comportamiento eficiente, como ser la publicidad de los resultados de las comparaciones (nadie quiere ser el “peor”) o con la utilización de mecanismos que transforman esos resultados comparativos en premios o castigos sobre los ingresos del empresario.

Técnicas de Benchmarking

Hay cuatro niveles a los que hay que atender para realizar el proceso de benchmarking:

Benchmarking interno: El análisis de la cadena de valor de la empresa propia aportará los primeros datos sobre cuáles son los aspectos que mejor y peor funcionan en la compañía.

Benchmarking primario: Se recaba información directamente de la competencia. Otra fuente muy buena de información son los clientes y proveedores de la competencia, a pesar de que “parte de esta información estará viciada, ya que será un intento de negociación por parte del otro, para convertirse en cliente nuestro”.

Benchmarking cooperativo: Consiste en la realización de un intercambio de información con las empresas competidoras.

La técnica cooperativa siempre es más sencilla en el ámbito internacional, porque la competencia se percibe como más lejana y menos peligrosa que la nacional. En este caso, acudir a un consultor externo al que encargar un estudio en común puede despejar suspicacias, ya que aportaría información que se compartiría igualitariamente entre estas empresas.

•Benchmarking secundario: Recopilamos información de dominio público sobre un sector de actividad, las empresas competidoras, los mercados en los que nos movemos, los clientes, proveedores, etc. Sin ir más lejos, Internet permite conseguir información gratis o a bajo precio de manera cómoda y rápida. El objetivo es descubrir cuál es el valor añadido de otras empresas, cuáles son nuestros competidores y cuáles son sus debilidades y fortalezas.

9 comentarios:

  1. Dentro de los modelos de gestión presentados se evidencia que los mismos son utilizados como herramientas para obtener mejor resultados es decir nos permiten concentrar tiempo y recursos en las áreas de negocios criticas. Consultar: http://www.youtube.com/watch?v=19t_M8mCncw

    ResponderEliminar
  2. El artículo publicado en este blog sobre la Gestión del Conocimiento, afirma la importancia que tiene el conocimiento y el valioso aporte que está dando en las organizaciones, las cuales lo están tomando como un pasivo intelectual, donde no solamente basta con incorporar e incrementar personal con valioso conocimiento, sino que es necesario divulgarlo hacia los demás trabajadores, ya que esa es la mejor manera de administrar éste bien intangible, y convertirlo en un bien tangible, haciendo uso de las herramientas utilizadas en la actualidad para facilitar el flujo de información, como lo son las TIC´S.

    ResponderEliminar
  3. Como muy bien lo ha mencionado el grupo, el Benchmarking es un técnica de gestión organizacional que se encuentra muy en voga en estos tiempos pero una de las características principales y que hacen muy atractiva esta herramienta es que permite descubrir y analizar todos aquellos elementos de la competencia que la hacen más rentable con el objeto de adoptar tales procedimientos, métodos, técnicas, características, tecnologías para la nuestra. Pero no significa que vamos a copiar el modelo tal cual como lo presenta la competencia, no. Lo que se debe en este caso es ajustarlo a las políticas, normas y modo de actuar de la organización a la cual pertenecemos.

    Buenos dias amigos y saludos!

    ResponderEliminar
  4. Felicidades al equipo por el diseño de su blog.

    La gestión del conocimiento es el proceso sistemático de detectar, seleccionar, organizar, filtrar, presentar y usar la información por parte de los miembros de una organización, con el objeto de explotar cooperativamente los recursos de conocimiento basados en el capital intelectual propio de las organizaciones, orientados a potenciar las competencias organizacionales y la generación de valor.
    Para implantar la gestión del conocimiento, se debe tener en cuenta que uno de los factores claves para el éxito de ella son las personas, otro punto importante, es el hecho que la gestión del conocimiento está basada en una buena gestión de la información; sin una buena administración de la información las organizaciones no podrán darle el uso adecuado, lo importante no es tenerla sino saberla usar, como lo dice una frase muy popular "la información es poder" y usarla adecuadamente y aprovechar las oportunidades también es de importancia.

    ResponderEliminar
  5. Hoy en día las organizaciones, deben buscar la mejor manera de emplear herramientas, que permitan conocer cada uno de los procesos de la organizacion para lograr la meta establecida en la planificación estratégica.
    Una de las herramientas excelente planteada en este blog es el Balanced Scorcard, propuesto por Kaplan y Norton, la cual permitirá a la organizaciones establecer un sistema de indicadores fundamentados en cuatros perspectivas como lo es la financiera, el cliente, el proceso interno y la perspectiva del aprendizaje y conocimiento. Ya que es posible gestionar aquello que puede ser medido.
    Por tanto, gracias al Balanced Scorcard se podrán alinear los objetivos de los empleados con los de la organización obteniéndose altos niveles de compromiso, motivación, comunicación y orientación al logro.

    ResponderEliminar
  6. En cuanto a la gestión de conocimiento hay que recordar otras herramientas que buscan “cuantificar” el capital intelectual de una empresa, como lo son Skandia Navigator ,(Leif and Malone, 1997) el cual se centra en, el número de ideas que los clientes aportan a la organización y cómo se desarrollan, el número de paquetes de software con relación al número de empleados, el nivel de educación y formación de los empleados de la empresa, El número de patentes registradas y de artículos publicados, así como otros indicadores. Tampoco debemos olvidar el Intangible Monitor Assets, (Sveiby, 1997) que divide los indicadores en externos (clientes, proveedores), internos (organización) e individuales (educación, experiencia).

    ResponderEliminar
  7. La Gestión del conocimiento (del inglés Knowledge Management) es un concepto aplicado en las organizaciones, que pretende transferir el conocimiento y experiencia existente entre sus miembros, de modo que pueda ser utilizado como un recurso disponible para otros en la organización.
    Usualmente el proceso requiere técnicas para capturar, organizar, almacenar el conocimiento de los trabajadores, para transformarlo en un activo intelectual que preste beneficios y se pueda compartir.
    En la actualidad, la tecnología permite entregar herramientas que apoyan la gestión del conocimiento en las empresas, que apoyan la recolección, la transferencia, la seguridad y la administración sistemática de la información, junto con los sistemas diseñados para ayudar a hacer el mejor uso de ese conocimiento.
    En detalle refiere a las herramientas y a las técnicas diseñadas para preservar la disponibilidad de la información llevada a cabo por los individuos dominantes y para facilitar la toma de decisión y la reducción de riesgo. Es un mercado del software y un área en la práctica de la consulta, relacionada a las disciplinas tales como inteligencia competitiva. Un tema particular de la administración del conocimiento es que el conocimiento no se puede codificar fácilmente en forma digital, tal como la intuición de los individuos dominantes que viene con años de la experiencia y de poder reconocer los diversos patrones del comportamiento que alguien con menos experiencia no puede reconocer.
    El proceso de la Administración del Conocimiento, también conocido en sus fases de desarrollo como "aprendizaje corporativo", tiene principalmente los siguientes objetivos:
    • Identificar, recoger y organizar el conocimiento existente.
    • Facilitar la creación del nuevo conocimiento.
    • Iniciar la innovación a través de la reutilización y apoyo de la habilidad de la gente a través de organizaciones para producir un realzado funcionamiento de negocio.
    La transferencia del conocimiento (un aspecto da la Administración del Conocimiento) ha existido siempre como proceso, informal como las discusiones, sesiones, reuniones de reflexión, etc. o formalmente con aprendizaje, entrenamiento profesional y programas de capacitación. Como práctica emergente de negocio, la administración del conocimiento ha considerado la introducción del principal oficial del conocimiento, y el establecimiento de Intranets corporativo, de wikis, y de otras prácticas de la tecnología del conocimiento y de información.

    Atte.: Luis Eduardo Piña López, C.I. N°: 10.611.388, E-mail: luispinalopez@gmail.com

    ResponderEliminar
  8. Zorzire Primera

    El conocimiento constituye el activo más valioso de cualquier organización. La competitividad de las empresas y la eficacia de las administraciones públicas dependen de que este conocimiento pueda preservarse y utilizarse de forma eficiente.
    La Gestión del Conocimiento pretende poner al alcance de cada empleado la información que necesita en el momento preciso para que su actividad sea efectiva.

    ResponderEliminar
  9. Los felicito esta muy interesante su trabajo,pero no logre observar los videos

    ResponderEliminar